// dgtallikä evalúa: BioShock 2 (Xbox 360, PS3, PC)

clip_image002

En el 2007 conocimos la ciudad sumergida de Rapture, la creación de un genio que la ambición por crear un lugar Utópico, libre de cualquier gobierno o religión, lo llevo a él y a todos sus habitantes a la locura. Cuando 2K Games anunció que estaría trabajando en la secuela, y que el director original Ken Lavine no estaría participando, muchos (incluyéndome) temimos lo peor. Para agravar nuestros miedos, nos enteramos de que 2K Games estaba añadiendo más desarrolladores para que ayudarán a su división 2K Marin, quienes tenían la tarea de crear la secuela (al final participaron también 2K Australia, 2K China, Digital Extremes y Arkane Studios). Todo esto me hizo concluir que el desarrollo de BioShock 2 iba sumergiéndose en aguas más profundas que las que consumieron a Rapture. Esto es, hasta que jugué BioShock 2.

NOTA: Esta evaluación toma en consideración de que ya conoce la trama de BioShock 1.

En esta secuela, asumirás el rol del primer prototipo de los “Big Daddies”, conocido como “Subject Delta”. Aquí mi primera preocupación, en BioShock 1, los Big Daddies tienden a ser lentos, sólo acelerando su velocidad cuando se tornaban agresivos al tener que proteger a una “Little Sister”. Aparte que prácticamente su única arma eran los gigantescos taladros sujetados a su brazo derecho. No veía a un Big Daddy usando las armas que conocimos en la primera parte, como la pistola Webley o una Thompson. Por suerte, en BioShock 2 prácticamente la mayoría del arsenal es nuevo. En vez de una Thompson tienes un Mini-Gun, en vez del Crossbow ahora tienes un Spear Gun, armas que van más a la par con lo que un Big Daddy usaría. Primera preocupación eliminada.

clip_image003

Luego, me cuestionaba como iba a ser la relación de las Little Sisters con el personaje principal si este ahora es un Big Daddy. En BioShock 2, en vez de simplemente escoger entre salvar una Little Sister o absorber su ADAM, puedes llevarla contigo para extraer más ADAM de los diferentes cuerpos tirados en Rapture. Esto cambia bastante la estrategia del juego, ahora poniéndote en los zapatos del protector. Cuando una Little Sister está en el proceso de extraer ADAM de un cuerpo, docenas de Splicer llegan al ataque, con la intención de arrebatarle el ADAM a la niña. La experiencia puede tornase…tensa. Segunda preocupación eliminada.

Al empezar el juego, sentía una sensación de Deja Vu en la primera mitad. Aquí estaba nuevamente en Rapture, y no veía mucha diferencia en comparación a mi primera visita. Temía que BioShock 2 iba a terminar siendo en realidad BioShock 1.5. Sí, 2K Marin añadió la capacidad de explorar las aguas en el exterior de Rapture gracias al nuevo traje de Big Daddy, pero mientras navegas el océano no hay ningún tipo de acción. Sin embargo, mientras más progresaba en el juego, mas este se iba distanciando de BioShock 1. Empecé a visitar áreas nunca antes vistas. Empecé a ver cómo es que Rapture funcionaba detrás de las cortinas, los laboratorios donde se creaban los Big Daddies, las cárceles donde se encerraban a los delincuentes, los manicomios donde residían los adictos al ADAM. Entre más me adentraba en la historia, más conocía de Rapture. Tercera preocupación eliminada.

clip_image005

Un diferenciador de BioShock a otros juegos First-Person Shooters, es la combinación de armas convencionales y Plasmids, envases que cambian la genética de tu personaje para añadir nuevas capacidades, como crear fuego con las puntas de tus dedos, o lanzar cientos de abejas que salen de tus venas. También incluye los Tónicos (Tonics), los cuales añaden diversos atributos a tus personajes (mejor resistencia, mayor velocidad, etc.). Sin embargo, aquí estaba jugando BioShock 2, y me tenían buscando los mismos Plasmids (EN EL MISMO ORDEN) otra vez. Sentía que esto era una tarea que ya había completado al jugar la primera parte. Sin embargo, luego de la mitad del juego, nuevo plasmids fueron surgiendo las cuales cambian mucho la dinámica del juego (no quiero dañarles el trama pero el ultimo plasmid que consigues es una grata sorpresa). Igual con los tónicos, los cuales muchos de ellos van enfocados a como se puede modificar tu interacción con las Little Sisters. Cuarta preocupación eliminada.

clip_image006

Pero ahora bien, si en BioShock 1, lo más temible eran los Big Daddies, y si en la segunda parte yo soy un Big Daddy, ¿a quién ahora debo de temer? En BioShock 2, los adictos al ADAM (Splicers) han mejorado su estrategia luego de 10 años de tu última visita. Algunos, han crecido a tamaños similares a un Big Daddy. Pero tu mayor preocupación no deben de ser los Splicers, sino algo peor, las Big Sisters. Al igual que tú, las Big Sisters estan protegidas por equipo de bucear, con la única diferencia de que son mucho más agiles que un Big Daddy, y utilizan los Plasmids con igual frecuencia que tú. El escuchar el chillido de una Big Sister anunciando su llegada hará que te sude las palmas de las manos. Quinta preocupación eliminada.

clip_image007

Lo único que me hubiera gustado es que 2K Games hubiera dedicado un poco más de recursos en mejorar las gráficas del juego (son prácticamente iguales al juego de tres años atrás) y el nuevo multiplayer no añade mucho a la experiencia de BioShock (aunque tiene mecanismos interesantes al añadir el ingrediente de los Big Daddies y las Little Sisters, pero no veo como esto puede competir contra un Modern Warfare). Además, en más de cuatro ocasiones tuve que apagar el Xbox al juego congelarse por razones misteriosas. Espero que esto lo arreglen con nuevos parchos pero por ahora les recomiendo, salven con frecuencia.

En resumen, las primeras tres a cuatro horas del juego sentí que BioShock 2 era un juego que ya había jugado anteriormente. Sin embargo, mientras más iba progresando, tanto la historia como la acción tomaron direcciones nuevas y diferentes. Al final, termine conociendo mejor de Rapture, sus personajes y la relación especial de los Big Daddies con las Little Sisters. Honestamente no sé cómo 2K Games pudiera hacer una tercera parte, pero de nuevo, esa misma pregunta me hice sobre una segunda parte.