// dgtallikä evalúa: God of War III (PS3)

2
image

Dioses de los videojuegos, les agradezco la iniciativa que han tomado este año de permitirnos disfrutar un juego innovador, uno detrás de otro, en lo que vamos del año 2010. Prácticamente todas las semanas está saliendo un juego triple-A. Por ejemplo esta semana fue el lanzamiento de la última parte de la trilogía de God of War, el cual sin duda es una experiencia religiosa. Nuevamente, gracias dioses de los videojuegos. Y de por cierto, si tienen todavía contactos con sus primos, los dioses griegos, por favor hazle llegar este mensaje. Kratos viene, ¡Y ESTAN FRITOS!

Al acabar la segunda parte de God of War, este termino con uno de los mejores desenlaces en un videojuego. Kratos había unido fuerzas con los Titanes, y este ejército inesperado escalaba la montaña de Olimpo para acabar el reinado de Zeus de una vez y por todas.

En esta la tercera y última parte de la anunciada trilogía (esto es sin contar el juego en el PSP, Chains of Olympus, la cual al día de hoy es uno de los mejores juegos en la plataforma móvil de Sony), Sony Santa Monica trae por primera vez a Kratos al PlayStation 3 y las nuevas capacidades de la consola son evidentes al iniciar el juego. El detalle del personaje de Kratos es impresionante, al punto de uno cuestionarse si lo que estás viendo es el PlayStation 3 en acción o un video prerrenderizado (pre-rendered). No sólo eso, sino que Sony Santa Monica ha logrado producir unos visuales que hasta hace tan sólo unas semanas atrás pensaba imposible con la tecnología vigente. Efectos con la cámara (como sacar de foco objetos cercanos al “lente”) daban la ilusión de profundidad, creando imágenes que parecían tridimensionales. Si quieres justificar la inversión de tu PS3, este es el juego, ya que no veo forma como el Xbox 360 pueda reproducir imágenes como las que God of War III logra hacer. Ver los mitológicos Titanes, moviéndose con gracia en pantalla, mientras Kratos navega sobre ellos (con un tamaño no más grande al de la uña del dedo índice de un Titán) me trajo recuerdos del excelente juego Shadow of the Colossus en el PS2 (sólo imaginar un relanzamiento de ese juego en el PS3 me eriza la piel).

Pero lo importante en un juego no es sólo lo visual, sino como este se juega. Si eres la compañía que ha redefinido que es lo que un juego de acción debe der ser (y a su vez producir sinnúmeros de imitadores, si hablo de ti Dante’s Inferno), ¿por qué cambiar la formula? God of War III no se aleja mucho en el estilo que hemos visto en los juegos anteriores. Kratos sigue siendo igual de violento (o me atrevo a decir aún más), de vez en cuando saldrán comandos donde tiene que apretar una secuencia de botones para completar una acción y tendrás tus encuentros “amorosos” con alguna lujuriosa griega. Donde cambia mayormente es en la nuevas armas que descubres en tu trayectoria y las magias que acompañan a estos (ahora, cada magia está relacionada al arma que estés utilizando, haciendo el intercambio de estos más estratégico). En adición, como todo juego de GoW, el juego te reta constantemente con nuevos mecanismos, haciendo uno refrescante en todo el transcurso y dejándote con la pregunta, ¿y qué pasará ahora? Mientras otros producían juegos tratando de acercarse a la experiencia de God of War, Sony lo perfeccionó, elevando los estándares en un juego de acción a niveles muy por encima a los demás. Créanme, sólo hay que jugar los primeros 20 minutos y sabrán lo que les estoy hablando.

¿Pero podemos decir que God of War III llevo la serie a la perfección? ¿Un 10 de 10, un 100%, una deidad en los videojuegos? En realidad no, pero casi, casi. En la segunda mitad del juego, la odisea de Kratos lo lleva a áreas interesantes, pero no los consideré visualmente impactantes. No sentía esa sensación de asombro como al ver por primera vez el templo de Pandora en las espaldas de Cronos (GoW I), o el primer encuentro con Atlas (GoW II). La segunda mitad, la mayoría del tiempo estas dentro de cavernas o laberintos, haciendo la experiencia algo… claustrofóbica. Es una lástima porque en todo ese momento no podías apreciar el caos que estaba pasando afuera, al ver como el mundo es afectado con la muerte de cada deidad que Kratos eliminaba. Sin embargo, a nivel de diseño de los acertijos (puzzles) que tienes que resolver para poder continuar tu camino hacia la revancha, la segunda parte es la más creativa. Unas de las secciones inclusive me trajeron recuerdos al juego de Echochrome y como este juega con la percepción.

Sony Santa Monica ha hecho lo que pocos desarrolladores de videojuegos pueden hacer, elevar el nivel de producción de una serie a niveles estratosféricos. Lo impresionante es que cada uno de los capítulos de la serie fue dirigido por diferentes miembros de Santa Monica (GoW I por David Jaffe, GoW II por Cory Barlog y este último por Stig Asmussen). Esto demuestra las capacidades de este estudio y solo añade a mi ansiedad de conocer que otros proyectos estarán trabajando ahora que se acabó la serie. ¿Pero se acabó la serie? ¿No sabremos más de Kratos? GoW III termina de tal forma que prácticamente concluye toda la trama de la mitología de Kratos, por lo menos esta historia ya llego a su fin. El tiempo dirá si Kratos será el protagonista de otros juegos en el futuro.

2 Responses

  1. Kofla Olivieri

    Llevaba meses esperandolo, de hecho en GameStop en Filadelfia me regalaron el poster promocinal que usaron en su tienda. Es mi juego favorito y tema de mi blog! Saludos!