// dgtallikä evalúa: Split/Second (PS3, Xbox 360, PC)

image

Desde que jugué el primer Ridge Racer en el PlayStation sabía que la combinación de gráficas 3D y juegos de carrera iban hacerme fanático de este género (vamos a decir que Rad Racer no me convencía). Con los años, cuando al parecer los juegos de carrera se les estaban acabando la gasolina, llegaba una nueva franquicia y llenaba el tanque. Need For Speed, Gran Turismo, Dirt, BurnOut, PGR, Forza, Motorstorm… Lamentablemente en los pasados meses empecé a sentir la misma sensación, la falta de innovación me estaba haciendo perder el interés por este género. Esto es hasta que jugué Split/Second.

La premisa es sencilla, estas participando en unas series de carreras televisadas donde cada pista que corres es un escenario montado con un solo propósito, crear caos. Cada vez que haces una curva deslizándote (drift) exitosamente, cada vez que utilizas un vehículo competidor para cortar el aire y rebasarle (drift), cada vez que escapas de una colisión, una larga barra se va llenando. Esta barra está dividida en tres secciones. Cuando llenas una sección, tienes la capacidad de activar un evento en la pista, ¡y que eventos! ¿Dos autos competidores al frente tuyo? No hay problema, activa un evento y veras como un helicóptero deja caer docenas de tanques de gasolina, explotando encima de tus rivales. ¿Se acerca otro competidor a tu posición? Activa un evento y ve como un puente se hace vapor haciendo a tu seguidor caer a aguas profundas. Ahora, ¿qué pasa si llenas la barra entera? Ahora puede activar un evento que no solo puede destruir mucho de tus competidores, sino que afecta la carrera en su totalidad. Has que un buque se estrelle en los puertos, y este evento te permitirá ingresar a áreas nuevas. Esto hace que cada competencia sea refrescante e impredecible, y convierte el juego más en uno de acción que de carrera.

image

Vean a Split/Second como un Mario Kart, donde adquieres artículos que utilizas para atacar a los demás participantes de la carrera. La única diferencia es que en vez de tirarles cascaras de plátanos, o una bala de cañón, haces que edificios enteros se derrumben sobre ellos. La pista entera se convierte en tu armamento. Claro, lo mismo sucede al revés, donde tienes que estar pendiente que los demás participantes activen un evento dirigido hacia ti.

Split/Second añade diferentes estilos de carreras para evitar la monotonía. Algunos son conocidos, por ejemplo “Elimination” donde un reloj va en conteo regresivo, al llegar a cero, el que este en la posición final queda eliminado. Otros son una variación a lo que ya hemos visto en otros juegos, como lo es “Detonator”, en el cual compites sólo en la pista tratando de romper un tiempo, pero a la misma vez tienes que evadir una serie de eventos que se van activando en el transcurso de la carrera. Y por último están los genuinamente nuevos, como “Air Strike”, donde tienes que evadir los ataques de un helicóptero con un arsenal ilimitado de misiles, y “Survival”, donde una serie de camiones frente a ti dejan caer docenas de barriles con explosivos.

image

Visualmente Split/Second quizás no se compare a juegos como Gran Turismo 5 (se asemeja más al estilo de BurnOut), y ninguno de los autos son basados en autos reales (aunque muchos de estos es evidente que se inspiraron en autos como el Mustang, Lotus y el Viper), pero ver como el caos nace frente a ti es (literalmente) una explosión visual.

image

Si tuviera algo que cambiar sería el añadir más pistas y quizás más de 8 autos en cada carrera. La música en ocasiones puede ser del genérico techno, a toda una orquesta dirigiendo una película de acción. ¡Y esos helicópteros a veces pueden ser realmente viciosos!

Este es el nacimiento de lo que sin duda será una exitosa franquicia, y una señal de que el género de carrera en los videojuegos sigue vivo y “corriendo”.

image