// dgtallikä evalúa: Resistance 3 (PS3)

Cuando el PS3 salió al mercado en el 2006, Sony sabía que tenía que tomar acción en el género de los “first-person shooter”. Era un género que crecía como la espuma, y Microsoft había tomado la delantera con la franquicia de Halo. Aunque su primer exclusivo, Killzone, tuvo una aceptación aceptable, este no creo el ruido que Sony esperaba.

Por suerte la fortaleza de Sony es la cantidad de desarrolladores internos que tiene, y entre su cartera de desarrolladores están los ingeniosos de Insomaniac (conocidos por los juegos de Ratchet & Clank). Ahora en el tercer capítulo de la serie, Insomaniac decide regresar a una batalla donde la humanidad tiene el tiempo contado.

Resistance 3 sigue la historia cuatro años después de Resistance 2. Todas las ciudades del mundo parecen ser áreas arqueológicas de una pasada civilización, y solo pequeños grupos de humanos dan la batalla, no para ganar la pelea contra el enemigo alienígeno conocido como “Chimera”, sino que cada confrontación tiene un solo propósito: sobrevivir.

image

Si pensabas que todo este ambiente pareciera deprimente, añádele a que los Chimera han empezado el proceso de “terraformar” el planeta a condiciones más aceptables para ellos, vamos a decir el inicio de una segunda era de hielo, más han comenzado la apertura de una compuerta dimensional a su planeta de origen para iniciar la segunda fase de la invasión. Bajo todas estas condiciones, el protagonista Joseph Capelli es obligado a dejar su refugio conocido como Haven, dejando atrás a su esposa e hijo, para aventurarse a nada más y nada menos que a Nueva York (¿otra vez?) para detenerlos planes de los Chimera.

Siguiendo la misma fórmula que caracteriza todo juego de Insomaniac, Capelli tendrá a su disposición una gran variedad de armas, muy imaginativas, los cuales con una buena estrategia pueden balancear la batalla a tu favor. Mejor aún, cada arma va ganando experiencia con cada enemigo que elimines. Esto fomenta el experimentar con armas que sin este sistema quizás no le hubieras prestado mucha atención. Por ejemplo, la escopeta al llegar a un nivel tres, este ahora puede producir cartuchos que encienden al enemigo en fuego. ¿BBQ, alguien?

image

En adición, Insomaniac al parecer se inspiró en varios populares juegos para cada una de las zonas que visitas. Gracias a la naturaleza de la historia, Resistance 3 va modificando el ambiente con gran flexibilidad. En el inicio la batalla es caótica a lo estilo Call of Duty. Luego navegas en un bote donde el ambiente es más tenso, parecido a la serie de Half-Life. Otras áreas me acordaban a Left 4 Dead, con manadas de Chimeras salvajes lanzándote sobre ti. Un área de prisión parecía al clásico de Chronicles of Riddick, donde el permanecer escondido es la mejor opción. Por último, el juego sube el volumen a la ciencia ficción visitando áreas que pudieran permanecer en la misma mitología que Halo. Esta gran variedad hace que el juego te mantenga en suspenso, con sed de ver que viene próximo.

image

Al igual que Killzone 3, Resistance 3 añade dos tecnologías al juego: compatibilidad con el nuevo control Move, y la capacidad de producir imágenes en 3D. Aunque la ventaja del Move es tener una independencia de la retícula a los movimientos del personaje, sentía que mis acciones eran más lentas utilizando este control, y Resistance 3 en ocasiones era demasiado caótico para este mecanismo de controles, por lo que termine regresando al control regular. Sin embargo, la compatibilidad 3D es toda otra historia.

Resistance 3 es uno de los pocos ejemplos de cómo la tecnología 3D puede ayudar en sumergir al jugador en un mundo virtual. Ver partículas de polvo flotar cerca de ti, ver como el humo bloquea tu vista, y ver toda una ciudad alrededor tuyo con profundidad, hacia la experiencia una más única. Aunque si pude notar que al activar el 3D este hacia un pequeño impacto en la calidad de la textura de las gráficas, el impacto es mínimo y más importante aún no afecta la velocidad (frames per second) del juego.

image

En cuanto al multiplayer, Insomaniac al parecer se dio cuenta que tener 60 jugadores batallando en una misma zona puede ser demasiado caótico, lo cual podía intimidar a varios jugadores. En Resistance 3 el número bajo de 60 a 16 jugadores. Un número a mi entender más aceptable. En adición, al igual que vimos en Halo Reach, Resistance 3 añade diversas habilidades para el multiplayer. Por ejemplo puede crear un holograma de ti para desviar la atención. Por último, Co-Op ha regresado, incluyendo una opción para jugar con la pantalla dividida (Split screen).

Resistance 3 tiene que ser uno de los juegos más pulidos para el PS3. Aunque las gráficas quizás no son tan llamativas como en Killzone 3 (y sufre del mismo dilema de estar enfocado a una paleta de colores muy limitados: Killzone todo gris, Resistance todo marrón), los controles, la música y la historia que acompaña el juego son de la más alta calidad. Con un enfoque más humano y emocional, Resistance 3 te lleva a lo que parece ser los últimos días de la humanidad, esto es, si tú no lo previenes.

image