// dgtallikä evalúa : Rage (Xbox 360, PS3, PC)

Con tanto juego post-apocalíptico lanzados en los pasados dos años (muchos de estos muy buenos como Fallout, Metro 2033 y mi favorito, Borderlands), ¿cómo a id Software, los creadores de Doom y Quake se les ocurrió que era buena idea hacer otro juego con el mismo tema? ¿Qué nuevo pueden ofrecer que otro desarrollador no haya tocado? Increíblemente Rage demostró que todavía hay tela para cortar.

Desarrollador: id Software
Consola (s): Xbox 360, PS3, PC
Género: FPS
Lanzamiento: 4 de octubre de 2011

 

Rage es un juego complicado de evaluar, por un lado es el primer título de id el cual se separa de la formula clásica de FPS (First Person Shooter) el cual prácticamente ellos inventaron con Castle Wolfenstein. Por el otro lado no llega a ser un “Shooter-RPG” tal como daba a entender los “trailers” y se aferra a muchas de las malas mañas de los juegos de antaño.

image

La premisa de Rage no es nada nuevo, es más combina cosas que hemos visto tanto en Fallout como en Borderlands. Al verse la humanidad en el borde de la extinción gracias al impacto inevitable de un asteroide, los gobiernos de la Tierra crean el programa de ARK el cual tratará de preservar un grupo seleccionado de humanos para que estos puedas empezar una nueva historia cuando el planeta sea nuevamente habitable. Tu personaje despierta abruptamente 106 años después, como el único sobreviviente en el ARK donde dormía, y el mundo definitivamente ya no es el mismo.

Obviamente ahora el planeta está repleto de mutantes, bandidos y todo tipo de ser antisocial. Por suerte eres rescatado por los pocos sobrevivientes humanos y al parecer, el haber emergido desde un ARK no te coloca en una posición privilegiada, ya que un nuevo gobierno llamado la Autoridad (Authority) está en la búsqueda de estos seres del pasado, y no es para hacer un comité de bienvenida.

image

Aunque la historia no es la más original, el protagonista de este juego en realidad es el motor de graficas desarrollado por id. Rage se ve espectacular, gigantesco y para ser un planeta moribundo, lleno de vida. De las mejores graficas que he visto en consola (lamentablemente varios foros del Internet se han quejado de la versión en PC, el cual esta siendo trabajado por id al momento de escribir esta evaluación). El único problema es que al parecer id ha tratado de utilizar las texturas más detalladas que han podido producir en un videojuego, y las consolas de hoy día empiezan a demostrar su vejez.

Cuando no te mueves, Rage se ve perfecto, una mezcla de una foto con toques de pintura. Ahora, al moverte este sufre en problemas de refrescar la textura. En estos tipos de juego, es bien común que el desarrollador utilice diferentes texturas para un objeto. Si el objeto está lejos, usa una textura menos definida que ocupa poco espacio en memoria de su consola o PC. Mientras usted se acerca al objeto, este va utilizando texturas más definidas y por ende más pesadas. Lo ideal es que esta transición sea transparente para el jugador. Este no es el caso con Rage.

image

Al moverte, algunas texturas tardan de 1 a 5 segundos en ajustarse, lo que crea una sensación nada placentera de lo que pudo haber sido una imagen inmaculada. Esto se puede resolver en gran parte instalando el juego (inclusive, es obligatorio en el PS3). Pero la instalación conlleva casi 20 GB de espacio en disco (la versión del Xbox 360 son tres discos DVDs). No se asusten, este desperfecto en las gráficas no es que sea tan malo como se escucha, lo que si es que deja a uno pensando cómo se hubiera visto Rage en un PlayStation 4 o un Xbox 720 el cual sin duda tendría los recursos que Rage exige.

Otro punto importante a mencionar es la animación. Los personajes que interactúas en el mundo de Rage están repletos de animaciones muy variadas, muchos de estos animados a mano en vez de utilizar sistemas de MoCap (Motion Capture). Era como ver una película de Disney, donde sabes que un artista le invirtió cientos de hora en animar cada personaje. La animación de los enemigos también está lleno de dinamismo, y con una muy buena integración a su medio ambiente. Brincaran mesas, treparan paredes, son tantos los movimientos que estos pueden producir que hacían la batalla una variada e interesante.

image

Donde Rage se separa sustancialmente de otros títulos de id es que este trata de hacer el mundo uno abierto, donde puede explorar diversas aéreas cuantas veces quiera, y hacer diversas misiones al orden y tiempo que quiera, algo que Borderlands lo trabajo casi a perfección. Sin embargo Rage se siente más limitado, en vez de sentirme en un mundo abierto, era más parecido como a Super Mario 64, donde un punto central servía para escoger la próxima misión, cada uno trabajando como niveles separados unos del otro. Inclusive, Rage extiende artificialmente la longitud del juego obligándote en ocasiones revisitar estas áreas, quizás empezando a la inversa para hacerlo “diferente”.

Al igual que en Borderlands (y vuelvo con ese juego), Rage añade el ingrediente de autos para transportarse, a diferencia que en Rage este es utilizado con mucha más frecuencia. Invocando escenas de las películas de Mad Max, estarás en constante combate vehicular con múltiples bandos, y por supuesto, la Autoridad. Aunque los autos sirven también para competir en diversas carreras y de esta forma ganar dinero para adquirir nuevos accesorios o armas, el combate vehicular fue el que más me sorprendió. Pudo haber sido un juego por su cuenta, es más, pudo haber sido el próximo Twisted Metal.

image

También utilizando una formula parecida a la que vemos en Fallout y Borderlands, aparte de encontrar amuniciones en las áreas que visitas, Rage te permite buscar varios ingredientes las cuales al combinarlas puedes crear diversos artículos esenciales. Bandas medicadas para curarte, mecanismos para abrir puertas selladas, granadas de EMP para afectar todo equipo electrónico… una opción muy bienvenida el cual me obligaba a rebuscar entre escombros para ver qué nuevo artículo podía crear. Sin embargo, id da tres pasos hacia atrás al no permitir atrapar las armas de tus enemigos vencidos, estos simplemente desaparecen junto con el cadáver… a lo estilo 1995.

Id también añade al mundo de Rage una gran variedad de mini juegos, incluyendo un juego de ritmo, un juego de dados y hasta un juegos de cartas a lo estilo Pokemon. Realmente impresionante. Es más, cuando mueres este te lleva a un mini juego, el cual si oprimes una combinación de botones en el momento idóneo, puedes revivir a tu personaje. Muy bien implementado y me gustaría verlo en más juegos.

image

Al final, Rage es una mezcla de un nuevo id Software, con un viejo id Software. En un mercado donde los FPS han seguido evolucionando gracias a títulos como Halo, Call Of Duty, entre otros, id Software pareciera como el abuelo que todos queremos, pero que de vez en cuando dice algo tan retrograda que quisieras que se fuera a jugar domino con sus otros viejos amigos. La vas a pasar bien, no me mal interpretes, aunque el final de Rage fue abrupto e inconcluso, sentí que jugué un buen juego. Uno que tiene potencial, pero que no llego a cumplirlas en este primer título. Quizás en Rage 2.

image