En nuestra evaluación del Microsoft Surface RT definimos el producto como “la definición de lo que significa tener que hacer sacrificios”. Obviamente esto no va a la par con el mensaje de Microsoft, el cual vende la Surface RT como la perfecta combinación entre una tablet y una laptop. Pero llego la segunda ronda con el Surface Pro, el cual atiende muchas de las quejas de su hermano el Surface RT, pero a la misma vez añade nuevo retos.

image

A diferencia de la Surface RT, la versión Pro incluye un procesador Core i5 de Intel. Esto no solamente significa que ahora podrá utilizar cualquiera de sus aplicaciones favoritas en Windows, sino que incluye uno de los procesadores más poderosos que hemos visto en la nuevas tablets con Windows 8 Pro. En vez de escoger un procesador ATOM como han seleccionado muchos de los manufactureros OEM (HP, Lenovo…), Microsoft escogió un procesador poderoso y quizás demasiado ambicioso, con el fin de ofrecer la experiencia más completa en el ambiente Desktop. Pero no nos adelantemos, veamos cómo les fue a Microsoft en este segundo lanzamiento.

Diseñoimage

La Surface Pro sigue siendo igual de atractiva que su hermana la Surface RT. Somos fanáticos de este diseño, que no quede duda. Microsoft pudo hacer lo que pocas compañías logran, crear su propia identidad. No hay forma en que usted pueda confundir la Surface  Pro con otro equipo en el mercado (claro, que no sea la Surface RT).

Ahora bien, hay unos diferenciadores importantes en el diseño de la Surface Pro versus la Surface RT.

Surface RT Surface Pro
Peso 1.49 libras 2 libras
Grueso 0.37 pulgadas 0.53 pulgadas
Dimensiones 6.77 x 10.81 pulgadas 6.81 x 10.81pulgadas
Tamaño de pantalla 10.6 pulgadas 10.6 pulgadas
Puerto USB USB 2.0 USB 3.0
Memoria Externa MicroSD MicroSDXC

Si pensaba que la Surface RT era pesada, imagínese cuando sentimos las 2 libras de peso en nuestras frágiles manos. La Surface Pro definitivamente está diseñado para usarse con dos manos, punto. Olvídese de leer un libro con una sola mano, al menos que sea fisiculturista no duraría ni 5 minutos sujetándola de tal forma. Más impactante es la comparación con iPad 4ta generación el cual pesa una 1.44 libras.

La Surface Pro también añade un poco de grueso, en gran parte a una ranura que rodea la parte posterior de la tablet. Esta ranura es necesaria para que el aire fluya de los abanicos que enfrían el imageprocesador i5. Sí, abanicos, en plural (son dos). Para muchos mencionar abanicos y tablet en una oración sonará algo extraño, lo cierto es que el interior de la Surface Pro se asemeja más a una Ultrabook que una tablet. Los abanicos son bastantes silenciosos, excepto cuando le pone presión al procesador. Por ejemplo cuando iniciamos un juego de Steam, podíamos escuchar como los abanicos se activaban a toda velocidad. Inclusive toda la superficie posterior de la tablet se calentaba a una temperatura algo preocupante. Microsoft asegura que esto es parte del diseño (la superficie de magnesio también ayuda a expulsar el calor en el interior del equipo), así que recomendación, no tenga larga sesiones de juego con la tablet en su falda. Más si usted es un hombre (¿me entiende?).

Al igual que la Surface RT, la versión Pro incluye un puerto USB tamaño regular. La única diferencia es que es un puerto USB 3.0. Como mencionamos en la evaluación de la versión RT, en una tablet el uso del puerto USB no suele ser muy común. Muchas tablets Android ofrecen dicho puerto pero estamos en un mundo cada vez más inalámbrico. Pero si visualiza la Surface Pro más como una Ultrabook, entonces tiene más sentido. Poder conectar un disco duro externo, un ratón, teclado, o cualquier tipo de accesorio mediante este puerto es vital para un equipo que quiere reemplazar su laptop.

El “kickstand” regresa de forma idéntica en la versión Pro. Luego de utilizar por meses la versión RT y ahora la versión Pro, el “kickstand” se ha convertido en la forma que utilizo la tablet por defecto (junto con el TouchCover). Aunque nos hubiera gustado que Microsoft hubiera incorporado una forma en que uno pudiera graduar la inclinación del kickstand, no visualizo este producto sin esta opción incluida de fábrica.

El puerto microSD en la RT fue sustituido por un puerto MicroSDXC el cual puede trabajar memorias de hasta 2 TB (terabytes) y velocidades de lecturas de 300MB/s. Su posición también migró, moviéndose del incomodo espacio detrás del kickstand (versión RT) a uno de los bordes de la tablet (versión Pro).

Otra diferencia interesante, las bocinas estereo de la versión Surface Pro son diferentes a la versión RT. Estas son evidentemente más poderosas, con sonidos más altos y claros. RT sufría de bocinas de muy poca potencia el cual prácticamente hacía imposible escuchar el audio en un área pública, donde el ruido de fondo se tragaba todo audio que saliera de estas.

Especificaciones

Surface RT

Surface Pro

Espacio en disco

32 o 64 GB

64 o 128 GB

Resolución

1366 x 768

1920 x 1080

Densidad e pixeles

147 PPI

207.82 PPI

Procesador

nVidia Tegra 3

Intel Core i5-3317U

Núcleos

4

2

RAM

2GB

4GB

A diferencia de la versión RT que viene en los sabores de 32GB y 64GB, la versión Pro viene en los modelos 64GB y 128GB. El mismo problema que detectamos en la versión RT sobre el espacio real disponible de almacenamiento lo vimos en la versión Pro. Entre Windows 8, las aplicaciones incluidas Metro y la partición de recuperación (Recovery) que incluye el equipo, este termina ocupando más de la mitad del espacio en memoria. Según el mismo Microsoft, la versión de 64GB ofrece 29GB de espacio libre y 89GB de espacio libre en la versión de 128GB. Microsoft menciona que este tema se puede resolver fácilmente al añadir una memoria microSD, sin embargo la forma en que operan muchas de las aplicaciones Metro hacen el uso de esta memoria externa algo limitada. Por alguna razón, aplicaciones como Music, Pictures y otros no detectan el contenido que hay dentro de las memorias microSD. Al igual que Windows 8 no presenta una opción para seleccionar la memoria externa como destino para instalar una nueva aplicación Metro. También curiosamente Microsoft no incluye MS Office 2013 como en la versión RT, pero la familia de productos de productividad SI ESTA en la Surface Pro, solo que escondido. Un icono le pregunta si quiere adquirir o registrar su licencia de Office en al Surface, al ingresar este le presenta todas las aplicaciones como disponibles en cuestión de segundos. En otras palabras, usted no descargo nada, ya Office estaba dentro de la tablet. ¿Pero si usted no usa Office? Office se convierte en espacio que se está ocupando de más.

imageLa pantalla del Surface Pro se puede resumir en una sola palabra: IMPRESIONATE. De las mejores pantallas que he visto en una tablet. Con una resolución de 1920 x 1080 (versus 1366 x 768 en la RT), la imágenes se ven limpias, con un contraste impresiónate y con una gama de colores amplia. Es una mejora del cielo a la tierra la pantalla Pro versus la RT. Mejor aún, conecte un monitor externo mediante el puerto mini DisplayPort y la Surface puede ofrecer una resolución de hasta 2560 x 1440. Pero la Pro no es solo una imagen bonita…

La pantalla de la versión Pro es tanto capacitivo (el cual registra el tacto de los dedos) como la capacidad de utilizar un stylus gracias a un digitalizador. Inclusive la Pro incluye el stylus, el cual lo puede utilizar tanto en aplicaciones Metro como aplicaciones Desktop los cuales apoyen este tipo de mecanismo (como lo es Microsoft Paint). Un diferenciador interesante versus productos como el iPad, el cual Apple ha sido bien reacio en añadir esta opción en su familia de smartphones y tablets.

Hablemos del diferenciador más importante el cual adelantamos al principio, el procesador Intel Core i5. Seamos honestos, la cantidad de aplicaciones en el Windows Store (y la calidad de muchos de los apps disponibles) no ha sido nada llamativo. RT sufre de un catálogo limitado, más si lo comparas con el iPad o las tablets Android. Intel le da nueva vida a la Surface permitiendo instalar aplicaciones viejas (irónico, ¿no creen?).

No solamente obtienes el beneficio de poder instalar aplicaciones x86, sino que vimos una notable mejora en el rendimiento de las aplicaciones Metro. Una aplicación como el nuevo Internet Explorer tardaban hasta 5 segundos en iniciar en la RT, en la versión Pro es casi instantáneo.

imageAdemás la versión Pro incluye una tarjeta de graficas integrada Intel HD Graphics 4000. No será una tarjeta AMD o nVidia pero, ¿cuantas tablets usted conoce que pueda jugar Team Fortress 2 en ella? Pero como le decía el Tío Ben a Spiderman, “con grandes poderes vienen grandes responsabilidades” y el tener tanto poder dentro de la Surface Pro tiene sus consecuencias.

Aunque la batería de la Pro es de mayor capacidad que la versión RT (42 Wh versus 31.5 Wh), el rendimiento de la Pro es pésimo. Espera, creo que no hice mucho énfasis… PESIMO!!! En promedio la batería dura una 4 horas, pero si empiezas ver películas en alta definición o peor aún, jugar algo con graficas intensas, esa batería puede llegar a cero en menos de 2 horas. Inaceptable. Peor aun cuando Microsoft incluye un adaptador AC con el cable de electricidad más corto que he visto en este tipo de productos (y ni hablar del tamaño del transformador). Es por esta característica que cualquier otra que uno termina utilizando la Surface Pro más como una laptop que como una tablet, por siempre esclavo del receptáculo en la pared. El procesador imageIntel i5 es el gran culpable, ya que hemos visto tablets con Windows pro como la ElitePad de HP con procesador ATOM con un rendimiento de hasta 10 horas. Quizás la próxima generación de procesadores Intel Broadwell permita un mejor rendimiento de batería sin sacrificar el poder.

Conclusión

La Surface Pro se acerca cada vez más a la visión de Microsoft de una tablet sin sacrificios. Sin embargo aún queda camino por recorrer. Su peso incomodo, pobre rendimiento de batería, limitación de espacio en memoria hacen que la tablet de Microsoft no pueda hoy día sustituir su laptop por completo. Quien sabe, quizás la Surface Pro 2 cumpla esa misión “imposible”.

image