// como hacer “overclock” al Raspberry Pi sin perder la garantía

La práctica de hacer “overclocking” en varios tipos de equipos electrónicos puede ser una Aventura peligrosa. Para recordarles, “overclocking” es el proceso de modificar un equipo o computadora para aumentar la frecuencia del reloj de la unidad central de procesamiento (CPU). La ventaja es que puede mejorar el rendimiento de su equipo. La desventaja es que puedes terminar friéndolo, ya que esto aumenta el consumo de corriente y por ende el calor producido. Sin embargo los desarrolladores de Raspberry Pi reciben con manos abiertas el proceso de “overclocking” en su micro-computadora y mejor aún, no afecta la garantía.

Por lo general, el Rapberry Pi viene con un procesador ARM de 700MHz, pero usted puede subir la velocidad de este mediante “overclocking” hasta 1GHz, sin perjudicar la garantía de su equipo. Para poder completar este proceso, usted tiene que tener instalado en el SD Card la versión más reciente de Raspbian (en este tutorial les explicamos cómo instalar este sistema operativo en su Rapsberry Pi). Luego, simplemente ingrese al Terminal dentro de Raspbian e ingrese el siguiente comando:

sudo raspi-config

En la pantalla de configuración que sale a continuación, seleccione la opción de “Overclock” y reinicie el Raspberry Pi.

clip_image001

Ahora usted tendrá una velocidad máxima de 1GHz. Lo nítido de este “overclocking” es que es uno dinámico. Cuando el Raspberry Pi se caliente demasiado, este automáticamente baja la velocidad nuevamente a 700MHz. De esta forma su micro-computadora se protege en no terminar siendo un lindo pisapapeles.

¡Comparte tu opinion!