Lifeblogging (también conocido como “Lifelogging”) se le conoce a todo equipo electrónico enfocado en capturar todos los sucesos que pasan en el día a día del usuario. Aunque la tecnología ha estado disponible desde los 1990s, no es hasta ahora que estamos viendo una demanda para este tipo de productos gracias al nuevo movimiento de los “wearables” (tecnología que uno viste). Compañías tales como Sony están trabajando para lanzar al mercado cámaras que uno lleva en el cuello, y los cuales van capturando fotos automáticamente durante el día.

Pero antes que Sony, una compañía sueca propuso una idea similar en Kickstarter, el cual pudo financiar exitosamente. De este esfuerzo nación el Narrative Clip.

Sobrepasando fácilmente el presupuesto de $50,000USD que solicitaban en Kickstarter para la creación del Memoto Lifelogging Camera (ahora llamado el Narrative Clip), la diminuta cámara pudo capturar la atención de un mercado ansioso de querer compartir TODOS los momentos de su vida. Luego de recibir la cantidad de $550,189USD y varios meses después, por fin el Narrative Clip está disponible para todos.

“[El Narrative Clip] va capturando fotos automáticamente cada 30 segundos”

La idea del Narrative Clip es bastante sencilla, una cámara compacta, fácil de usar, el cual con un “clip” usted se lo puede enganchar en la ropa y este va capturando fotos automáticamente cada 30 segundos. Estas fotos luego usted las puede ver des la aplicación oficial en su smartphone iOS o Android. Suena sencillo, ¿pero funciona? La respuesta es, depende…

Diseño

20140409_145024

 

Hasta el empaque parece de un producto Apple
El Narrative Clip tiene un diseño bien elegante y yo sé que han escuchado esta frase antes pero aquí aplica al cien porciento… parece un equipo producido por Apple. No importa de qué ángulo lo vea, se puede apreciar la misma atención a los detalles, acompañado de un diseño ultra minimalista. Hasta el empaque parece de un producto Apple y el modelo que evaluamos en color negro parecía un Apple TV miniatura. De hecho el Narrative Clip está disponible en tres colores: blanco, negro y naranja. Este viene solo acompañado de un cable microUSB el cual tiene doble función, para cargar la batería del Narrative Clip y para transferir capturadas a su computadora.

20140409_145053

 

El Narrative Clip es tan minimalista que no incluye ni un solo botón. Este se apaga al colocar el Narrative Clip boca abajo o guardándolo en un sitio oscuro. Se enciende tan pronto la cámara detecta luz y empieza la captura de fotos. En uno de sus bordes se puede apreciar el puerto microUSB protegido por una cobertura de goma. Y en otro borde se puede apreciar una minúscula fila de luces LED los cuales indican cuanta carga le queda a la batería. Estas luces también sirven para comunicar varios mensajes, por ejemplo de que la memoria interna está llena o hay un error en la operación.

20140409_145212

 

El clip de metal, aunque bastante delgado se siente firme y sujeta bastante bien al Narrative Clip. Nunca sentí que el equipo se pudiera salir fácil del cuello de mi camisa o desde mi correa.

20140409_145148

Especificaciones

La cámara de 5 megapíxeles es muy similar al que incluye el iPhone 4. Aunque nuestros smartphones ya han sobrepasado fácilmente esta cantidad de megapíxeles, el Narrative Clip tiene la capacidad de capturar fotos bastante decentes, pero solo si las condiciones son idóneas.

20140409_145453

 

Verán, en nuestras pruebas pudimos notar que aunque el Narrative Clip puede tomar fotos en áreas con poca iluminación, las fotos empiezan a presentar el famoso “noise” o ruido. Al no contar con un “flash” integrado, este problema no se puede remediar fácilmente. También notamos que si uno está en movimiento algunas veces las fotos salen fuera de foco, borrosas o hasta estiradas. Esto es un problema porque uno no sabe cómo salieron las fotos hasta que no sincronices el Narrative Clip a la computadora.

El Narrative Clip puede almacenar hasta 4,000 fotos en su memoria interna gracias a su memoria de 8GB dedicado solo al almacenamiento de estas fotos. Para sacar estas fotos usted tiene que sincronizarlo a si computadora mediante el cable microUSB. A su vez tiene que instalar un pequeño cliente en la computadora quien maneja la trasferencia. ¿Pero cómo es que luego puedo ver las fotos en mi smartphone?

es lamentable que no hay una comunicación directa entre el Narrative Clip y su smartphone
Todo Narrative Clip viene acompañado de un espacio de almacenamiento en la nube por un año completamente gratis. Luego del año usted tiene que pagar una subscripción de $9.00USD al año. Cuando usted sincroniza las fotos a su computadora, usted también tiene la opción de enviar estas fotos al servicio en la nube de Narrative. Luego desde la aplicación para Android o iOS puede ver estas fotos. Esta aplicación automáticamente le presenta las mejores fotos que capturo en el día como un “slideshow” o si quiere puede ver toda la avalancha de fotos que capturó. Sin embargo es lamentable que no hay una comunicación directa entre el Narrative Clip y su smartphone, esto se traduce en que usted no tendrá la capacidad de ver las fotos que ha capturado hasta que no llegue a su computadora y haga la transferencia. Una conexión WiFi o bluetooth hubiera resuelto este tema, sin embargo al parecer el diseño diminuto del Narrative Clip hacia complicado añadir esta capacidad.

image

 

Lo que sí incluye la pequeña cámara en su interior es un GPS. Esto es importante para que sus fotos también incluyan en su metadata la ubicación donde se capturo cada imagen. También incluye un acelerómetro y un magnetómetro. Estos componentes ayudan al Narrative Clip ajustar la imagen capturada de acuerdo a la posición en que esta la cámara. También sirve para un nítido truco, ya que el Narrative Clip no incluye botones, este permite forzar capturar una foto cuando quiera solo haciendo un doble “tap” sobre este. El Narrative Clip detecta que usted indico tomar una foto en ese preciso momento y lo cataloga como una foto “especial”.

Uso

Lo interesante del Narrative Clip es que este desaparece con el tiempo. Me explico, luego de colocártelo en algún sitio en tu ropa (el sitio idóneo es el cuello de la camisa), uno se olvidas de este ya que le pide mínima interacción para su operación. Y esa es la idea, la filosofía del “lifeblogging” es capturar lo momentos de su vida de una forma natural, no una colección de fotos de usted manejando una cámara.

Más interesante es como otras personas no se daban cuenta que tenía una cámara, apuntándolo, tomándole fotos cada treinta segundos. Esto se los dejo a ustedes debatir si esta correcto estar tomando fotos a personas sin que estén conscientes, lo cierto es que de todas las veces que uso el Narrative Clip, puedo contar con los dedos de la mano alguien que se me haya acercado y me haya preguntado que tengo puesto en el cuello de la camisa.

20140409_145504

 

Esto también es un problema para uno y les voy a dar este ejemplo. La naturaleza me llama y tengo que ir directo a un baño. Ingreso a un baño público y hago “mis tareas”. Llego a casa, sincronizo mi Narrative Clip y ¡bum!… docenas de fotos capturadas dentro de un baño público. ¡Peligroso! Luego de este suceso tenía que recordarme sacarme la cámara de la camisa y colocarla dentro de mi bolsillo del pantalón, donde en teoría no se supone que capture fotos según las instrucciones, porque está a oscuras, pero en la práctica no me fue así. El Narrative Clip siguió tomando fotos, lo que termino en la captura de decenas de fotos completamente negras. Esto se convierte en un malgasto del espacio en memoria y un malgasto de mi tiempo eliminando toda estas fotos negras en mi colección de imágenes capturadas en el día. Hubiera preferido un botón el cual me aseguraba el que el equipo estuviera completamente apagado.

20140409_145131

 

Hay otro problema en el diseño el cual no sé cómo a Narrative se les pudo haber escapado. El clip que sujeta la cámara hace que la parte posterior del equipo no sea completamente plano. Esto se traduce en que la cámara termina con una pequeña inclinación hacia arriba, pero lo suficiente como para afectar como se capturan las fotos. Un gran porciento de las fotos que capturaba terminaban apuntando hacia el cielo, cortando gran parte de la escena que me hubiera gustado capturar. Obviamente este no era el resultado que esperaba.

Conclusión

mi experiencia con el Narrative Clip no me ha convencido a unirme a este movimiento del “lifeblogging”

El Narrative Clip no tiene muchos competidores hoy día, lo que le da el beneficio de no tener muchos productos con que comparar. Sin embargo mi experiencia con el Narrative Clip no me ha convencido a unirme a este movimiento del “lifeblogging”. Quizás no es un tema de concepto, ¿a quien no le gustaría capturar cada momento especial en unas vacaciones o en una fiesta de cumpleaños? El problema es una de ejecución. El afán de crear un equipo con un diseño súper minimalista, Narrative terminó haciendo el equipo uno complicado para operar. El no tener un botón físico para prender o apagar el equipo es un dolor de cabeza, también la falta de capacidad de poder corroborar que efectivamente se están capturando las fotos. Es bien desalentador sincronizar las fotos capturadas por el Narrative Clip para solo ver que de las cientos de fotos que capturo, solo un minúsculo porciento vale la pena. A todo esto le tenemos que añadir el precio, $279USD, el cual no es un precio muy atractivo si consideramos que podemos comprar todo un smartphone desbloqueado (ejemplo el Moto G) por menos de ese precio.

20140409_145311

 

El Narrative Clip es un buen concepto, pero el cual no se siente 100% realizado.

¡Comparte tu opinion!