// E3 2014: primeras impresiones de Sunset Overdrive para el Xbox One

Hay tres juegos que Microsoft va a estar impulsando estas navidades: Halo Master Chief Collection, Forza Horizon 2 y una nueva serie para la familia Xbox… Sunset Overdrive. Insomniac, quienes han creado su legado en consola de Sony con juegos como Ratchet and Clank y Resistance ha decidido dar el brinco al otro bando con un juego que, según el mismo Insomniac, representa todo lo que puede hacer esa compañía.

En el demo que pudimos jugar de Sunset Overdrive en el E3 2014, definitivamente pudimos apreciar la firma de Insomniac. La gran colección de armas creativas hacen su regreso, muchos de estos parecen haber sido sacados directo de una planta de manufactura ACME. Y es que Sunset Overdrive no le dice, le grita, cuan “cool” quiere ser. En un principio parece una premisa absurda, una compañía decide vender un refresco “energizante” el que termina mutando a casi toda la población. En vez de salir huyendo del lugar como toda persona con dos dedos de frente, decides abrir la época de casería de mutantes. Se los dije, absurdo, pero Insomanic juega con esta premisa como un método de sátira a los videojuegos en general. Es un tono refrescante, a una industria que esta saturada de juegos que se toman muy en serio.

Pero hablemos como este juega. Mi primera impresión es que Sunset Overdrive era otro Dead Rising con colores mas sobresaturados. Esto hubiera sido un problema, ya que el Xbox One ya tiene un Dead Rising. Sin embargo pocos minutos después pude apreciar otros estilos de juego. La forma en como te mueves es muy similar a la serie de Infamous (especialmente Second Son), una mezcla de “parkour” con habilidades sobrehumanas. Puedes caminar por las paredes, deslizarte por cables tendidos, el juego te invita a moverte. Insomniac desarrollo el juego de tal forma en que apremia al jugador agresivo, con cero mecanismos de defensa que no sea salir del área donde tengas problemas.

Para ser un juego tan rápido y con tantos efectos especiales en pantalla el juego se mueve súper fluido, aun en esta etapa beta, pero tengo algunas preocupaciones. Aunque los armas en Sunset Overdrive están llenos de efectos y colores, el juego muy rápido se convertía en un caos en pantalla, especialmente en nuestra sesión multiplayer llamada “Chaos” con ocho jugadores. Eran tantas las explosiones, fuego, brillos, y todo tipo de efectos imaginables que en ocasiones se me hacia difícil distinguir que estaba pasando. Espero que Insomniac haga un poco de edición antes de su lanzamiento el 28 de octubre.

¡Comparte tu opinion!